¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

RegTech

Site name

El riesgo de conducta en el punto de mira de las autoridades europeas

ESMA

El riesgo de conducta se trata de uno de los principales riesgos operacionales a los que se enfrentan las organizaciones pertenecientes al sector financiero y asegurador y ya es uno de los principales objetivos de las autoridades de supervisión.

La regulación más reciente, como MiFID II o la próxima Ley de Distribución de Seguros, es estricta en la necesidad de que se actúe de manera “honesta justa y profesional, en el mejor interés de los clientes” y las consecuencias de que ello no suceda pueden ser nefastas, tanto desde el punto de vista económico por el riesgo de sanciones (320 mil millones de dólares en multas según la agrupación de supervisores Financial Stability Board) como reputacional, por el impacto en el valor de mercado de la entidad (hasta siete veces y media el valor de la multa impuesta según el European Systemic Risk Board).

El riesgo de conducta está directamente relacionado con una ausencia de cultura de cumplimiento normativo en la que primen criterios de venta y de maximización de los beneficios, por encima de la comercialización responsable. La falta de apoyo y concienciación por parte de alta dirección, los conflictos de interés, la obtención de retribuciones variables inadecuadas, la falta de homogeneización en las organizaciones o la inexistencia o existencia de controles y procedimientos dispersos, con una complejidad excesiva para su cumplimiento por la plantilla, favorecen en gran medida este tipo de riesgo.

Recientemente, el organismo de supervisión europeo en materia de seguros, EIOPA, (European Insurance and Ocupational Pensions Authorithy) ha incluido dentro de su Plan de Convergencia en materia de supervisión 2018- 2019, el riesgo de conducta como una de sus principales prioridades, destacando la importancia que en este aspecto tendrá la uniformidad de criterios en la cooperación con las distintas autoridades nacionales. Para ver el informe completo, haz clic aquí.

El riesgo de conducta también se incluye en su informe de actividades de supervisión de 2017, que puedes consultar aquí.

Por su parte, la autoridad europea de mercados, ESMA, (European Securities and Markets Authority) en un reciente informe sobre riesgos operacionales, destaca asimismo el riesgo de conducta como una de las fuentes más importantes de riesgo para las entidades financieras, habiéndose registrado un total de 1.500 incidencias en los países miembros dentro del tercer cuatrimestre de 2017. Puedes acceder al informe aquí.

ESMA también ha querido destacar en su Plan de Convergencia de Supervisión para 2018 la importancia de que, en la nueva implantación de la regulación MiFID II/MiFIR, tendrá la supervisión de los posibles conflictos de interés y del riesgo de conducta en la venta de productos complejos y ha querido hacer hincapié en la necesidad de colaboración de las autoridades nacionales y en el uso de herramientas de monitorización para su mitigación. Puede acceder al Plan de Convergencia pinchando aquí.

EIOPA y ESMA siguen las líneas establecidas por el FSB (Financial Stability Board) que, ante la importancia del riesgo de conducta y las nuevas tendencias hacia unos servicios más responsables con los clientes, quiso elaborar su propio informe sobre el uso de retribuciones adecuadas para la mitigación del riesgo de conducta. El FSB destaca la necesaria involucración de la alta dirección y de los departamentos de Recursos Humanos a la hora de definir retribuciones y comisiones variables transparentes, que puedan reajustarse con arreglo a la conducta de sus perceptores. Del mismo modo, se considera que la formación también tiene un papel fundamental en la mitigación de este tipo de riesgos y que las consecuencias de una mala conducta en ningún caso deben pasar desapercibidas para la plantilla, y han de ser transmitidas de forma clara para evitar consecuencias indeseadas. Consulta el informe completo aquí.