RegTech

Site name

La Nueva Normativa de Protección en el Uso de los Canales de Denuncias

Normativa de Denuncias

Los canales de denuncia o canales de “whistleblowing” (“hacer sonar el silbato”) suponen una vía para comunicar infracciones cada vez más extendida en las personas jurídicas, de la que cualquier miembro de la organización puede hacer uso. Como es lógico, conseguir este tipo de denuncias no siempre será fácil, por cierto temor a posibles represalias. Según datos publicados en la web de la Comisión Europea, provenientes de la Encuesta Global de Ética Empresarial 2016, un 36% de los “whistleblowers” sufrieron algún tipo de represalia.

Recurrir al canal de denuncias para tales supuestos siempre requerirá adicionalmente una elevada cultura de cumplimiento ya instaurada dentro de la organización.

La propia Comisión Europea, ante la disparidad normativa de los Estados miembros en la regulación de la protección de este tipo de denunciantes, ha propuesto la creación de una nueva norma unificadora de criterios.

Dentro de la misma, se incluye la confidencialidad de la denuncia, la accesibilidad a los canales para su comunicación y la penalización de cualquier represalia contra los denunciantes como pueda ser el acoso laboral o el despido. Esta nueva normativa establece incluso la obligación de  que  todas las empresas con más de 50 empleados o con una facturación anual de más de 10 millones de euros desarrollen e implanten un procedimiento interno de gestión de denuncias, que garanticen la confidencialidad del denunciante y fijen tres niveles de información (interna, a las autoridades o de medios).

En caso de represalia, la carga de la prueba se revierte de manera que se presupondrá que ha habido represalia contra el denunciante, salvo que se demuestre lo contrario por la parte contraria a éste.

Puede acceder a más información en el presente enlace de la Comisión Europea

Los propios organismos supervisores nacionales, también han señalado en alguna ocasión la importancia de estas vías de comunicación. Ejemplo de ello es la nota de prensa publicada a principios de este año por la CNMV, donde se anunciaba la apertura de su propio canal de denuncias, para poder denunciar posibles infracciones de normativas como el Reglamento de Abuso de Mercado 596/2014 (y su desarrollo) y MiFID II. Puede visitar este canal de denuncias en el siguiente enlace