RegTech

Site name

Dimisión en la dirección financiera de ING

Blanqueo de capitales

La entidad financiera holandesa ha sido sancionada con la cifra de 775 millones de euros por falta de prevención en actividades blanqueo de capitales entre 2010 y 2016, lo cual ha derivado en la renuncia de su director financiero.

El banco, finalmente ha acordado con la Fiscalía holandesa hacer abono de una multa de 675 millones y restituir otros 100 millones de euros, finalizando con ello la investigación de las posibles infracciones derivadas de las obligaciones de la entidad financiera en lo relativo a la prevención de este tipo de actividades delictivas.

Como suele ser habitual, las consecuencias de estas sanciones han ido más allá de la penalización económica, debido a las fuertes repercusiones negativas en el ámbito reputacional, dado que tanto el Gobierno de Holanda, como el Ayuntamiento de la capital holandesa, gestionan sus cuentas públicas a través de la entidad sancionada.

Del mismo modo, las consecuencias reputacionales de este escándalo han ido más allá de Holanda, y han llegado hasta nuestro país. Así, el fundador de la tecnológica Zed, ha presentado una denuncia en Ámsterdam contra la entidad financiera, en la que le acusa de forzar el concurso de acreedores de Zed al reclamar el préstamo otorgado, afirmando ser ello una represalia por las denuncias presentadas por la tecnológica contra el banco por facilitar el blanqueo con socios rusos y el soborno a Autoridades de Rusia y Uzbekistán.

Este no deja ser otro ejemplo más de la importancia que para sectores como el bancario tiene el hecho de contar con un plan de prevención penal adecuado.