¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

RegTech

Site name

El Mystery Shopping vuelve a aparecer en el plan de actividades de la CNMV

Mystery Shopping RegTech

El uso del mystery shopping vuelve a aparecer como una de las formas de supervisión que se empleará por el órgano de supervisión, como ya se ha puesto de manifiesto en su Plan de Actividades 2019-2020* publicado el pasado 25 de febrero.

Esta vez, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se propone la contratación de una empresa externa que desarrolle dicho tipo de supervisión, para vigilar in situ el cumplimiento por parte de las entidades supervisadas de la regulación aplicable, siendo dichas labores desarrolladas en un principio para investigaciones concretas.

Tras el éxito en el uso de este método, que comenzó a emplearse por el organismo de supervisión en el año 2016, la CNMV pretende vigilar más de cerca los procesos de comercialización de productos financieros, empleando para ello una muestra de las redes comerciales de diversas entidades. El uso de esta metodología, afirman, les servirá igualmente para permitir una detección más eficaz de posibles chiringuitos financieros” o entidades no autorizadas, al tener un mayor acceso a información sobre las mismas.

De manera adicional a objetivos más generales, como lo es el fomento de la competitividad y el fortalecimiento del mercado español, el establecimiento de mejoras en el funcionamiento de la organización en su supervisión de los mercados y de los intermediarios financieros o en las relaciones con inversores y otras partes interesadas, en este nuevo Plan de Actividades también ha vuelto a tener protagonismo la tecnología y el análisis de los beneficios del regtech aplicados a las labores de supervisión.

En 2018, ya se pusieron en marcha diversos planteamientos como el uso de tecnología blockchain en las actuaciones de registro o supervisión (proyecto Fast Track Listing FTL) o la monitorización, manejo y análisis de grandes volúmenes de datos mediante tecnología big data, que continuarán su desarrollo en el próximo periodo de actuación. Para ello la CNMV ha manifestado su intención de adquirir en el próximo periodo una herramienta que emplee este tipo de tecnología.

El nuevo Plan de Actividades también repasa el impulso dado en el periodo anterior al uso de la tecnología en materia de supervisión, mediante la firma de 14 países latinoamericanos del acuerdo de colaboración  multilateral Multilateral Memorandum of Understanding (MMoU) para el ámbito fintech y regtech con otros países.